El método Tomatis… ¿cómo funciona esta técnica de neuroestimulación auditiva y en qué casos puede ayudar?

El Dr. Alfred Tomatis (1920-2001), otorrinolaringólogo e investigador francés, que fundió esta terapia, fue el pionero internacionalmente reconocido en el estudio de la relación entre el oído, la voz y la psique. El Dr. Tomatis dedicó gran parte de su vida al desarrollo de esta nueva ciencia de la escucha. Ya en los años 50 del siglo pasado puso énfasis en la distinción entre “oir” y “escuchar”. En este sentido, OIR sería disponer de un oído y percibir sonidos. Se trataría aquí de un proceso pasivo. Por otro lado, el ESCUCHAR implicaría la correcta utilización del oído, tratándose aquí de un proceso activo, en el que la persona dirige su atención hacia aquello que percibe.

El oído y la escucha tienen un papel fundamental, no sólo para el aprendizaje, la atención, el lenguaje y la memoria, sino también para la voz, la postura y coordinación de movimientos, la dinamización del sistema nervioso y para procesos emocionales.

La Técnica Tomatis, también llamada Audiopsicofonología, es una terapia de neuroestimulación auditiva que actúa sobre el sistema límbico cerebral al que el sistema auditivo está conectado. El sistema límbico se ocupa, entre otras cosas, de procesos relacionados con la emoción, la memoria y el aprendizaje. Con su acción sobre este sistema y el córtex prefrontal, la Audiopsicofonología ha mostrado tener efectos de regulación muy positivos en los trastornos del estado de ánimo como, por ejemplo, la ansiedad, la depresión y el estrés, además de ser una terapia muy indicada y efectiva en muchos casos de problemas relacionados con la concentración, atención, memoria, comunicación, motivación, calidad del sueño, vitalidad, cansancio, equilibrio y motricidad, etc.

El Dr. Tomatis demostró que la escucha ya se desarrolla y está presente durante la vida intrauterina cuando el feto escucha la voz de su madre. Pero cuando surge un problema como, por ejemplo, algún tipo de trauma, rechazo o una perturbación del estado de ánimo de la madre, pueden darse ya desde estos primeros meses de vida bloqueos en el desarrollo de la escucha, y el sistema nervioso se verá afectado por estos bloqueos. A nivel fisiológico, un bloqueo de la función de escucha se reflejaría en un mal funcionamiento de los músculos del martillo y del estribo en el oído medio, que regulan, a través de los tres huesecillos (martillo, yunque y estribo), la tensión del tímpano para poder realizar un adecuado análisis del sonido.

El método creado por el Dr. Tomatis nos puede ayudar a recuperar esta función de escucha con todo lo que implica. En un primer momento se hace una evaluación del caso concreto y se elabora un programa de intervención personalizado. El tratamiento consiste en sesiones de escucha de música filtrada (Mozart, cantos gregorianos, la voz grabada de la madre) a través del Oído Electrónico, complejo aparato diseñado por el Dr. Tomatis, que reproduce las condiciones de una escucha intrauterina ideal. La escucha se realiza con auriculares que transmiten los sonidos en conducción aérea y ósea. Se efectúa así una reeducación auditiva para recuperar la funcionalidad de los músculos del martillo y del estribo, que son indispensables para el correcto análisis del sonido.

LOS BENEFICIOS DE LA TÉCNICA TOMATIS PARA NIÑOS Y ADULTOS:

Qué ayuda le puede ofrecer a mi hijo esta terapia:

Mediante la Técnica Tomatis se consigue estimular el oído para que consiga su capacidad plena como receptor de sonidos, discriminador entre frecuencias y dinamizador de energía cortical, facilitando el procesamiento auditivo eficiente hacia las estructuras cerebrales correspondientes. En niños ha mostrado ser especialmente provechoso en los casos de retraso o trastorno en el desarrollo del lenguaje y las dificultades de comunicación, en los trastornos de aprendizaje y déficits de atención, en los problemas de coordinación, equilibrio y funciones motoras, en problemas de adaptación social y trastornos de comportamiento, así como en temas relacionados con problemas emocionales y con la inmadurez. También suele dar muy buenos resultados a la hora de proporcionarles un mayor equilibrio emocional y bienestar general a los niños adoptados.

Y a mí, que soy una persona adulta, qué me puede aportar este tratamiento:

La neuroestimulación que se realiza mediante esta técnica pasa por el tálamo, donde tenemos almacenadas todas aquellas vivencias emocionales que nos han marcado y que no hemos podido elaborar satisfactoriamente, y nos puede ayudar a reconciliarnos con nosotros mismos y con nuestra historia. En momentos de cambios vitales, tensión, fatiga, estrés, falta de energía, pérdida de entusiasmo o desánimo y depresión, nos puede ayudar a sentirnos mejor y a reencontrar nuestro equilibrio emocional. Pero también nos puede ayudar a la hora de superar bloqueos en la creatividad o a aumentar nuestra agilidad mental, a mejorar nuestras aptitudes musicales, así como nuestra habilidad para aprender lenguas extranjeras. Además, nos puede ayudar a encontrar tranquilidad y harmonía en momentos especiales de la vida como, por ejemplo, un embarazo; o en etapas más avanzadas de la vida cuando llegamos a la llamada tercera edad, nos puede ayudar a disfrutar de la vida con más energía y positividad.

Los comentarios estan cerrados.